HISTORIA.

Llevo relacionado con el mundo de la competición en categorías inferiores más de 8 años, pero no de manera profesional sino como padre de jóvenes nadadores. Primero con mi hija de 13 años y después con mis hijos mellizos de 11 años. Un montón de entrenamientos, un montón de madrugones, un montón de viajes, pero ellos aman la natación y me siento orgulloso de que se lo tomen en serio y sean capaces de llevar para adelante, tanto los estudios como la natación.

Al principio del año 2015, mi hija me dijo un día que quería que le regalásemos un “Fast” por su cumpleaños, para mejorar sus marcas en las competiciones y estar en las mismas condiciones que las otras chicas de su nivel.

La verdad es que nunca me había parado a pensar sobre este tema hasta ese momento, pero estaba en un nivel que por lo menos justificaba mirarlo. Me puse a buscar por Internet las diferentes marcas que ofrecían este tipo de bañadores para su edad.

Me quedé estupefacto al ver los precios. Y conforme iba mirando en las diferentes marcas una sensación de rabia y malestar fue creciendo. No era capaz de encontrar nada que mereciera la pena por menos de 300 €, ni siquiera en las tiendas con modelos de otras temporadas.

Fue un trago muy duro cuando tuve que decirle que no podíamos permitirnos comprar un bañador tan caro.

Dos cosas sucedieron ese día:

– Ella decidió ahorrar hasta que se lo pudiese comprar ella misma.

– Y yo decidí estudiar la manera de fabricar un bañador profesional para ella y que fuese asequible para todo el mundo y así evitar ese mal trago a otros padres que se pudiesen encontrar en la misma situación que yo.

Mi objetivo:

“Democratizar la natación”.

COMIENZOS.

Con un objetivo claro en mi mente, empecé a buscar los mejores tejidos especiales para bañadores de competición y que además tuviesen la tecnología más avanzada incorporada. Después de mucho buscar me crucé con Carvico Spa. Un fabricante italiano con la tecnología más avanzada aplicado a tejidos especiales para la natación.

Siempre están desarrollando nuevos tejidos con mejoras técnicas. Después de estudiar qué me podían ofrecer, pensé que ya tenía los tejidos que andaba buscando para los bañadores Swimgo.

Ellos me recomendaron utilizar el tejido “Revolutional® More” en los bañadores de competición y su nuevo tejido “VITA” en los bañadores de entrenamiento.

Futuros campeones italianos pusieron a prueba el nuevo tejido “VITA” de Carvico.

Una prueba en el agua, que por primera vez permite recabar información sobre el rendimiento del tejido fuera del laboratorio y en una situación con condiciones reales de uso. Para que los resultados muestren la verdad.

Miles de horas de natación competitiva derivadas de la pasión y la determinación de poner a prueba las últimas innovaciones del líder en la fabricación de tejidos: “VITA” con fibra de LYCRA® XTRA LIFE™.

Una vez que estamos seguros que tenemos los mejores tejidos con la mejor tecnología disponible para nuestros bañadores Swimgo, necesitamos encontrar los mejores patrones y diseños que ofrezcan la máxima comodidad a los nadadores.

Hemos estudiado detenidamente las diferentes opciones de cortes y patrones utilizadas por los más importantes fabricantes de bañadores y hemos ido seleccionando las virtudes de cada uno de ellos hasta que finalmente hemos dado con nuestro propio diseño para nuestros bañadores Swimgo.

FINA APPROVED.

El punto más importante que siempre hemos tenido en cuenta durante todos los pasos que hemos ido dando en el desarrollo de los bañadores Swimgo, ha sido que tanto los tejidos como los diseños tenían que cumplir con toda la normativa FINA para poder homologarlos y así que los diferentes modelos puedan ser utilizados por nuestros jóvenes nadadores en competiciones oficiales.

FINA abre dos plazos al año para poder enviar las muestras de los diferentes modelos de bañadores. Nuestros bañadores de competición fueron enviados en la segunda convocatoria de 2016, estando en disposición del sello de aprobación para las competiciones de 2017.

AGRADECIMIENTO.

En primer lugar, déjenme darles las gracias por su tiempo, que han dedicado en leer mi proyecto. Tanto si deciden apoyarlo como si no, aprecio de corazón que hayan llegado hasta este punto.

Por mi parte ha sido un verdadero placer trabajar en este proyecto y una verdadera satisfacción haber conseguido un producto que ayudará a nuestros hijos a practicar con mucha más confianza el deporte que aman.

Además, espero que vosotros, padres como yo, lo hayáis encontrado de ayuda a la hora de proporcionar a vuestros hijos una herramienta que les satisfaga.

He trabajado muy duro para conseguir mi objetivo prioritario: reducir los costes al máximo utilizando los tejidos más innovadores tecnológicamente hablando. Espero que consideréis que lo he conseguido.

José Ricardo Recio Jareño.